3 Razones Que Te Impiden Perder Peso

Si a pesar de haber empezado a comer mejor y hacer ejercicio seguís sin poder perder peso, acá te dejamos los posibles culpables que se interponen entre tu persona y tus objetivos. 

perder-peso

DIETA

Lo que comés afecta a tu peso. La forma en la que comés también. Si el déficit calórico es demasiado alto, se producirán varios cambios fisiológicos que de manera eventual animan a recuperar peso, como la desaceleración de tu metabolismo. Esto sucede de manera natural para protegerte contra la pérdida de peso cuando hay momentos en que apenas hay comida. Por lo tanto, tan pronto como volvés a tu conducta alimenticia normal, tu cuerpo almacena calorías en forma de grasa para asegurarse de que tiene reservas de grasa a mano para la próxima vez. Por ejemplo, muchas personas piensan que saltarse el desayuno es algo obvio para perder calorías cuando, de hecho, desayunar pone en funcionamiento tu metabolismo, y las personas que toman el desayuno con regularidad tienden a perder más peso a largo plazo.

CONDUCTA

Para muchas personas, aprender a decir no a ese snack tarde por la noche puede ser un gran desafío, ya que han desarrollado de manera inconsciente algunos hábitos con el tiempo, y no conocen los trucos para ayudarles a integrar los alimentos sencillos y saludables en su vida cotidiana. Pero además de la conducta inconsciente y la falta de conocimiento, a muchas personas también les falta la fuerza mental y la motivación para continuar, y pueden ser demasiado impacientes para dejar que los resultados den sus frutos.

CONOCIMIENTO

Una de las cosas más frustrantes sobre la alimentación saludable es toda la información contrapuesta sobre la alimentación que encontramos circulando por ahí. Mientras que algunos estudios dicen que contar calorías es el camino a seguir, otros dicen que te olvides de eso por completo. Con tanta información disponible al alcance de las manos, es fácil estar confundido por muchos de los mitos alimenticios y preguntarse cuáles de ellos son realmente verdad. Hoy en día, ya no se trata de si es bueno o malo, sino más bien de encontrar el equilibrio que podés seguir a largo plazo que hará que tu cuerpo no solo esté sano, sino que también se sienta genial.

Perder peso es probar y fallar. Probar un dieta y ver si funciona. Probar distintos tipos de entrenamiento y evaluar cuál es el más adecuado para nosotros.

 

Vía freeletics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *